Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

Albania

Berat

Gorica, antiguo barrio cristianoCasa tradicional en la Kalasa, fortaleza de BeratPara ir a Berat desde Gjirokastër lo mejor es coger una de las furgonetas (800 lek) que, procedentes de Sarandë, paran en la gasolinera del cruce principal a las 09:30 y 16:30. Van hasta los topes, solo queda un taburete de plástico sin respaldo en el pasillo, aunque tengo mejor suerte que los que suben detrás mío que irán de pie. En caso de no poder subir se pueden coger los autobuses con destino final Nisja que salen a las 10:00 y 17:00, bajar en Feis, y allí coger una furgoneta hasta Berat. Una vez en Berat coger el autobús urbano (30 lek, 10 minutos) hasta Mangalem.
Puente de piedra que une los barrios de Gorica y Mangalem Gorica, antiguo barrio cristiano Iglesía ortodoxa en la ciudad nueva de Berat Mangalem, antiguo barrio musulman Casa tradicional en Mangalem, antiguo barrio musulman
Gorica, antiguo barrio cristianoPatrimonio de la Humanidad - UNESCO Berat es, como Gjirokastër, un ejemplo arquitectónico excepcional de típico pueblo balcánico de la época otomana. Durante el régimen comunista, Berat fue conocida como "la ciudad de mil ventanas", debido a los grandes ventanales que decoran muchas de sus casas antiguas, construidas sobre colinas en los márgenes del río Osum. Su casco antiguo se divide en tres partes: Kalaja, en el interior de un castillo sobre una colina; Mangalem, el barrio tradicionalmente musulmán, a los pies de la colina del castillo; y Gorica, tradicionalmente cristiana, en el margen izquierdo del río, frente a Mangalem.
Barrio de Gorica visto desde el Castillo
Mangalem, antiguo barrio musulmanGorica, antiguo barrio cristianoLas viviendas tradicionales de la zona, construidas durante los siglos XVIII y XIX, ofrecen un aspecto compacto en las colinas del casco antiguo, paredes blancas, tejados rojizos, y centenares de ventanas mirando al río. Además su situación en el centro de Albania, ha facilitado durante siglos la coexistencia de diversas comunidades religiosas y culturales, como atestiguan la gran cantidad de iglesias y mezquitas que hay esparcidas por toda la ciudad.
Barrio de Mangalem visto desde el márgen opuesto del río Osum
Mangalem, antiguo barrio musulmanMangalem, antiguo barrio musulmanBerat es una ciudad pequeña, que como mejor se visita es a pie, aunque sus empinadas calles de gastados y resbaladizos adoquines del casco antiguo, la convierten en un auténtico rompe piernas. A pesar de todo, nada mejor que un largo paseo por los barrios de Mangalem y Gorica, calles estrechas de paredes blancas y majestuosas puertas, adoquines resbaladizos e irregulares, delgados árboles que se elevan sobre los muros de las casas, flores en las ventanas, y pequeñas plantas bajo ellas. La dura subida hasta el castillo al atardecer se ve recompensada con unas magníficas vistas del valle, la ciudad nueva y el barrio de Gorica al frente. Otra visita interesante es el Museo Etnográfico (acceso 200 lek), ubicado en una casa tradicional del siglo XVIII, donde se exhiben ropas, muebles y utensilios tradicionales.
Museo Etnográfico Museo Etnográfico Museo Etnográfico Museo Etnográfico Museo Etnográfico
Calles estrechas en la Kalasa, fortaleza de BeratRestos de una mezquita en la Kalasa, fortaleza de BeratLa fortaleza de Berat, conocida localmente como Kalasa (acceso 100 lek), se encuentra en el margen derecho del río Osum, sobre una colina desde donde domina la ciudad moderna y el antiguo barrio cristiano al otro lado del río. Fue construido durante el siglo XIII, aunque sus orígenes se remontan al siglo IV aC. A pesar de que poco queda de sus 20 iglesias bizantinas construidas durante el siglo XIII, y que solo queda en pie un minarete de las mezquitas levantadas durante la ocupación otomana que empezó en 1417, sigue siendo una magnífica visita. A diferencia del castillo de Gjirokastër, que es tan solo un museo, la Kalasa de Berat es un pequeño barrio más de la ciudad, lleno de vida. Gran parte de la muralla se conserva en muy buen estado, y en su interior de calles estrechas y casas otomanas, viven aún un centenar de personas. Su edificación más interesante es la catedral de San Nicolás, que ha sido restaurada, y ahora es el Museo Onufri (acceso 200 lek), que cuenta con obras iconográficas de Onufri, el más grande de los pintores albaneses del siglo XVI. Hay además un par de bares y restaurantes, ideales para cenar al atardecer, talleres de artesanos y alguna tienda de recuerdos.
Interior de la Kalasa, fortaleza de Berat Interior de la Kalasa, fortaleza de Berat Museo Onufri, en el interior de la Kalasa Antigua iglesia ortodoxa en la Kalasa, fortaleza de Berat Casas tradicionales en la Kalasa, fortaleza de Berat
Restaurante Kaon. Pequeña taberna con terraza en la calle que sube hasta el castillo. Ligavec (croqueta enrollada), llukamik me rigon (salchicha), krahë pule, alas de pollo, y cerveza grande de barril, 650 lek. Restaurante Guva. Nivel medio-alto. Cocina italiana y albanesa tradicional. Vistas impresionantes del barrio de Gorica, al otro lado del río Preciosa casa restaurada, con un servicio fantástico. Ensalada griega, romstek (empanada de carne picada) y cerveza, 950 lek. Restaurante Antigoni. Ensalada de tomate, cebolla y olivas, tavë me banje (ocra horneada con cordero). Fantásticas vistas sobre el río y el barrio de Mangalem desde su terraza. Comida muy buena, bien servida, y con precios comedidos para la categoría del restaurante. Restaurante Antipatrea Tradicional. Un lugar muy agradable junto a la puerta del castillo. Berenjena rellena, burek de calabaza y cerveza Tirana, 450 lek.
Calles estrechas en Mangalem, antiguo barrio musulman Gorica, antiguo barrio cristiano Mezquita en Mangalem, antiguo barrio musulman Mangalem, antiguo barrio musulman Calles estrechas en la Kalasa, fortaleza de Berat
hotel  Guesthouse Berat, 15€ habitación individual a través de Booking. Casa familiar tradicional en la colina de Mangalem, con un interior impresionante, más propio de un museo que de una casa de huéspedes. Dispone de un par de habitaciones dobles y una individual, baño y cocina compartidos, sala de relax con vistas al río, un patio interior, wifi gratuito y desayuno incluido. El dueño no habla inglés, pero es un tío estupendo que está pendiente en todo momento. Llegar es un poco confuso, aunque está a cinco minutos de la parada del autobús, ya que es una casa particular y no hay ningún cartel que la anuncie.
Por el barrio de Gorica vi tres lugares mas que hacían buena pinta, Berat Backpackers , Lorenc Hostel, y Ana's Rest House.
Gorica, antiguo barrio cristiano Gorica, antiguo barrio cristiano Gorica, antiguo barrio cristiano Gorica, antiguo barrio cristiano Gorica, antiguo barrio cristiano
Bus Para llegar a la estación de autobús, de la que parten la mayoría de los autobuses nacionales y furgonetas locales, toma el autobús blanco que para frente al Puente de Piedra en el lado de Mangalem. Pasan cada 15 minutos, cuestan 30 lek y tardan unos 15-20 minutos hasta la estación. SugerenciaHorarios de los autobuses de larga distancia.