Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

NEPAL

Bhaktapur

Cuarto día Primer intento fallido de mountain flight. De vuelta al hotel desayunamos huevos fritos con tostadas y ducha de agua caliente. Contratamos un taxi a Bakhtapur por 1.5000 i/v (tiempo de espera incluido). Aun sabiendo que cogiendo taxis diferentes para cada trayecto saldría mas barato no regateamos, un solo trayecto en Bcn nos costaría cuatro veces mas. Tardamos 45 minutos.
Plaza de los Alfareros Alrededores de la Plaza de los Alfareros Chyasilin Mandap Galeria Nacional de Arte Alrededores plaza Tachupal Tole
Patrimonio de la Humanidad - UNESCO Bhaktapur, la ciudad de los devotos, es la tercera de las ciudades medievales junto a Patan y Katmandú. Fue fundada en el siglo XII por el rey Ananda Deva Malla y hasta el siglo XVI dominó política y económicamente todo el Nepal. Los impuestos y peajes cobrados a los comerciantes que la atravesaban en su estratégica ubicación en la ruta comercial entre India y Tíbet le reportaron gran riqueza. Y esta prosperidad animó la vida cultural. Bhaktapur es un verdadero museo al aire libre, un laberinto de calles adoquinadas donde proliferan los templos hindúes y los santuarios budistas, al igual que las obras de arte religioso en plazas, calles y fachadas de edificios. Además su aire rural y la ausencia de tráfico lo hacen un lugar muy agradable para pasear.
Durbar Square
Para visitar Bhaktapur hay que pagar una entrada de 1.100 npr (15$) en cualquiera de los doce accesos a la ciudad vieja. La plaza de Durbar Square es una sucesión de templos, monasterios y bellos edificios con trabajadas tallas de madera en puertas y ventanas alrededor del palacio real. Y aunque al menos un tercio se perdio en el terremoto de 1934, queda arte para aburrir.
Chyasilin Mandap, estatua del rey Bhupatindra Malla y templo de Vatsala Durga Cruzamos Lasku Dhoka, la puerta de la ciudad, a mano derecha quedan los cuatro templos hindus de Char Dham construidos para proporcionar un lugar de culto a los peregrinos que no pueden desplazarse hasta los originales en Uttarakhand. Luego viene la autentica Durbar Square, la Plaza del Palacio, del que se pueden ver la Galería Nacional de Arte, cuya puerta esta flanqueada por enormes leones guardianes, y la Puerta Dorada (1.754), que da acceso a los patios interiores del Palacio de 55 ventanas, sede de la realeza hasta 1.769. En ellos se encuentra el Templo Taleju, donde solo los hindúes tienen acceso, y Naga Pokhari, un curioso deposito de agua adornado con serpientes.
Lasku Dhoka Templo de Krisna, Templos de Char Dham Puerta Dorada Naga Pokhari Campana de Taleju
Frente a la puerta esta la estatua del rey Bhupatindra Malla (1.699) en actitud de plegaria en lo alto de una columna, y a su lado la Campana de Taleju (XVIII), usada para anunciar las oraciones vespertinas y matutinas en el templo del mismo nombre, y el templo de Vatsala Durga (1.727), un templo hindú en piedra de dos pisos dedicado a una manifestación de la diosa Parvati.
Estatua del rey Bhupatindra Malla Vatsala Durga Chyasilin Mandap Templo de Kedarnath, Templos de Char Dham Puerta Dorada
Tras este templo esta Chyasilin Mandap, la reconstrucción alrededor de una estructura metálica original de un llamativo templo octagonal destruido por el terremoto de 1934, la cisterna de agua con un pintoresco surtidor en forma de cocodrilo, y el Templo de Pashupatinath, el templo mas antiguo de la plaza, dedicado a Shiva es conocido por sus llamativas figuras eróticas.
Figuras eróticas en el Templo de Pashupatinath Figuras eróticas en el Templo de Pashupatinath Figuras eróticas en el Templo de Pashupatinath Figuras eróticas en el Templo de Pashupatinath Figuras eróticas en el Templo de Pashupatinath
Templo de Fasidega Palacio de las 55 ventanas Si seguimos caminando, frente a la esquina sudeste del palacio se encuentra el Templo de Siddhi Lakshmi, un templo hindú de piedra cuyas escaleras de acceso están flanqueadas por diferentes animales guardianes. Girando la esquina encontramos unos leones de piedra, que guardaban un templo destruido en el terremoto de 1934, y el monumental Templo de Fasidega, dedicado a Shiva, que se alza sobre un pedestal de seis niveles con vacas, elefantes y leones guardianes.
Vatsala Durga Templo de Siddhi Lakshmi Templo de Siddhi Lakshmi Leones de Piedra frente al Templo de Siddhi Lakshmi Templo de Fasidega
Taumadhi SquareTemplo de BhairabnathA cinco minutos andando encontramos otra plaza llena de historia Taumadhi Square dominada por el espectacular Templo de Nyatapola (1702), dedicado a la diosa Lakshmi, que con sus cinco tejados y 30 mts de altura es el mas alto de Nepal. La escalera principal de la pagoda esta toda ella bordeada de figuras guardianes que incrementan su poder conforme ascendemos y nos acercamos al santuario, cada uno de ellos es diez veces más poderoso que el anterior. Al otro lado de la plaza el Templo de Bhairabnath (XVII), dedicado al dios Shiva, es otra fantástica pagoda de tres tejados. Dos leones de metal con la bandera del país guardan la fachada.
Templo de Nyatapola Templo de Nyatapola Templo de Nyatapola Templo de Bhairabnath Templo de Bhairabnath
Cafe Nyatapola Restaurante Cafe Nyatapola. Veg noddles, fry chicken café style, two bitter lemon soda y juju dhoa (iogurt con requesón, postre típico de la ciudad), 1550 npr. Un poco caro, pero entre las vistas de Taumadhi Tole y el edificio donde se encuentra, una antigua pagoda, es difícil resistirse a una mesa libre en la terraza. A dos minutos, en la Plaza de los Alfareros esta todo lo relacionado con el mundo de la cerámica. En un extremo quedan los hornos de cocción cubiertos de barro y paja, tras ellos en tornos impulsados a pedales o con el pie directamente se crean las vasijas, y en el centro de la plaza y calles adyacentes centenares de vasijas se secan al sol, para ser luego vendidas en las tiendas que rodean la plaza.
Plaza de los Alfareros Plaza de los Alfareros Plaza de los Alfareros Plaza de los Alfareros Plaza de los Alfareros
De las ciudades medievales y sus plazas de palacio (Durbar Square) Bhaktapur ha sido la mejor en cuanto a cantidad, calidad y variedad de su arquitectura. Además el ambiente provinciano de Bhaktapur le da una paz y tranquilidad que no tienen Patan y Katmandú. En el lado negativo el acoso constante de los guías turísticos, escaso en Katmandú y casi inexistente en Patan.