Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

Suazilandia

Hlane NP

Décimo día Comemos en la zona de picnic de Crocodile Bridge y después salimos hacia Suazilandia. Las carreteras están bastante bien asfaltadas, un carril por banda, y se puede circular entre 80 y 100 km/h. Todos los pueblos que atravesamos parecen tener 100% de población de color, edificaciones bajas, viejas y poco mantenidas, polvorientas calles asfaltadas, mercados callejeros, taxis colectivos, y los bordes de las carreteras llenas de gente caminando. Ninguno de ellos pasaría desapercibido en alguno de los países de África Central que hemos visitado con rentas per cápita que equivalen a un tercio de la sudafricana. El trayecto con cruce de fronteras y todo nos lleva unas 2h30 para 130 km. Tasa por entrar con coche a Suazilandia 50 rands.
Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park
Hlane Royal National Park, es la mayor área protegida de Suazilandia. Hogar de las mayores manadas de animales salvajes del país, engloba 30.000 hectáreas de sabana dominada por viejos árboles de madera dura. Destacan los rinocerontes blancos, leones y elefantes, aunque también es buen lugar para ver ñus, cebras, impalas, y jirafas, así como una abundante y diversa cantidad de aves, incluyendo la mayor cantidad de nidos de buitres de espalda blanca de África. El parque está dividido en tres secciones valladas e independientes. En una están los rinocerontes y elefantes, otra alberga jirafas y antílopes; y por último una tercera con leones, la única que no es de acceso libre y a donde solo se puede acceder con un game drive (335 rands) guiado.
Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park
Hlane Royal NP es una reserva pequeña, lejos de la inmensidad y variedad que tienen Kruger o Hluhluwe-Imfolozi en Sudáfrica, pero no por ello debe ser ignorada. Los animales exhibidos aquí son algunos de los más solicitados (rinocerontes blancos, leones y elefantes) que debido al reducido tamaño del parque son más fáciles de ver, y desde mucho más cerca, demasiado incluso. Por otro lado el hospedaje dentro del parque es ideal, y el entorno donde se encuentra idílico. Además es una parada perfecta en las rutas en coche entre Kruger e Imfolozi, o entre el oeste de Sudáfrica y Mozambique.
Ndovulu Campsite, Hlane Royal National Park
Hlane Royal National ParkHlane Royal National Parkcamping Ndovulu Campsite, 105 rands por persona y noche. Nada más cruzar la puerta principal, ofrece hospedaje en camping y rondavels, un pequeño centro de visitantes que dispone de tienda y organiza algunas actividades, y bar restaurante al aire libre, con buena cocina y buenos precios, con vistas a una pequeña charca frecuentada por rinocerontes blancos y otros animales que habitan el parque. En las zonas comunes hay barbacoa, cocina, y lavabos con agua caliente. No hay electricidad en todo el campo, por lo tanto no hay wifi, aunque si aceptan pagos con tarjeta. Por la noche lavabos y restaurante son iluminados con linternas de parafina.
Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park
undécimo día A primera hora de la mañana accedemos por nuestra cuenta a la zona de rinocerontes y elefantes. Los caminos son muy estrechos, apenas pasa un coche, y están terriblemente bacheados, algunos agujeros hacen hasta medio metro. Es casi imposible pasar de 10 km/h, y con el VW Polo hay que ir con mucho cuidado. En su mayor parte es una zona boscosa y espesa, y aunque es temporada seca y la mayor parte de los árboles están desprovistos de hojas, la gran cantidad de ramas entrelazadas complica mucho localizar los animales a través de ellos. Es por ello que muchos aparecen de repente, demasiado cerca. Un ejemplar adulto de rinoceronte blanco puede pesar 3.500 kg y de elefante superar con facilidad lo 5.000 kg, no son animales que desees tener a dos metros, aunque te encuentres dentro de un coche. Vemos un rinoceronte con su cría a unos 10 mts o menos; tres elefantes comiendo al borde la carretera, a unos cinco metros, y a mucho menos cuando cruzamos entre ellos; y por último, un grupo de unos siete rinocerontes adultos, que sin darnos cuenta han rodeado el coche, y comen hierba pacientemente a un par de metros nuestro. En total recorremos 17 km, en un área que a tenor de lo indicado en el plano deben ser unos 10 km2.
Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park
Nos duchamos tranquilamente, desayunamos copiosamente, y el resto del día leemos y nos relajamos frente a la charca. Permanentemente hay un grupo de hipopótamos y un par de cocodrilos sumergidos en el agua. Durante el día se acercan a beber rinocerontes, kudús, ñus, impalas, e incluso ha aparecido un marabú. Contratamos el Sunset Drive (335 rands), uno de los game drives que da acceso a la sección de los leones. Se utilizan pickups abiertos cubiertos por una lona con capacidad para diez personas. La excursión recorre durante tres horas todas las secciones del parque. Empezamos por la más próxima, donde habitan rinocerontes y elefantes, después jirafas y antílopes, y por último los leones, la sección más grande de todas, donde vemos a cuatro ejemplares comiéndose un kudú. La excursión finaliza viendo el atardecer.
Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park Hlane Royal National Park