Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

ARGENTINA (y CHILE)

Cataratas de Iguazú

Las cataratas de Iguaz˙ vistas desde BrasilLas cataratas de Iguaz˙ vistas desde BrasilLas aguas del río Iguazú nacen cerca de Curitiba desde donde recorren el estado brasileño de Paraná durante 1.320 km hasta encontrarse con el río Paraná en la frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil. Las cataratas se forman en un punto donde el río Iguazú entra en un cañón, resultado de la acción de la erosión de sus aguas sobre las capas basálticas. Los saltos de agua, cuyo número varía entre 150 y 270, según sea estación seca o lluviosa, ocupan un ancho de 2.700 mts, llegando a tener un caudal en la época de mayor crecida de hasta 6.500 m3/s. De estos, el salto mas impresionante es la Garganta del Diablo con casi 90 mts de altura. Dado que en este punto el río Iguazú hace de límite entre Brasil y Argentina es posible contemplar las cataratas desde los parques naturales que las rodean en los dos países. Lo ideal es verlas desde ambos lados pues ofrecen experiencias muy diferentes.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil
Desde Puerto Iguazú salen autobuses hacia el lado brasileño de las cataratas a las 08:00, 10:00, 12:00 y 14:00, volviendo a las 13:00, 15:00, 16:00 y 17:00. Tardan aproximadamente una hora incluyendo el cruce de fronteras. El acceso al parque cuesta unos 270 AR$, pero el cambio a reales es claramente desfavorable, es mejor pagar en euros, dólares o con tarjeta de crédito.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil
Vigésimoquinto día 08:10 Bus al Patrimonio de la Humanidad - UNESCO Parque Natural de Iguazú de Brasil. La frontera está muy cerca. Hay que bajar para salir de Argentina, en cambio para la entrada en Brasil el conductor recoge todos los pasaportes y lo gestiona el mismo. Llegamos a las 09:30 mas o menos. Hay mucha gente pero la cola va rápida, ya que hay unas 30 ó 40 taquillas. La entrada cuesta 48,80 reales brasileños.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil
Las cataratas de Iguaz˙ vistas desde BrasilLas cataratas de Iguaz˙ vistas desde BrasilEl billete de entrada incluye un bus que hace tres paradas dentro del parque natural, las dos primeras dan acceso a algunos caminos, de entre 1,5 y 9 km, que se adentran en la selva hasta llegar a alguna cascada. La última parada, frente al lujoso Cataratas Hotel, inicia el camino pasarela de 1.300 mts que lleva hasta la Garganta del Diablo. Aquí es donde se concentra el mayor caudal de las cataratas. El final de la pasarela es la apoteosis. Todo a nuestro alrededor son cascadas de 80 mts de altura de espumosa agua blanca, que generan cortinas de vapor que garantizan una completa e irremediable ducha. Conviene llevar ropa de recambio o comprar una capelina en las tiendas de acceso por 10 reales. En días de sol, se ve un arco iris de forma casi permanente dentro del cañón.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil
Todo el recorrido transcurre a lo largo de una única y cómoda pasarela apta para todos los públicos que finaliza en el mirador de la Garganta del Diablo. Rodeados de una intensa selva tropical los saltos de agua se suceden. Sin lugar a dudas la panorámica que se obtiene es excelente. Desde la pasarela y miradores puede apreciarse una vista de casi la totalidad de los saltos.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil
Tras la Garganta del Diablo, hay una zona con lavabos, bares y restaurantes algo subidos de precio. Junto a ellos, en unos bancos frente al río, comemos algo de pan, queso y embutido que compramos en Puerto Iguazú. Tras tomar un café en una terraza cogemos el bus hasta la puerta del parque. Se pueden hacer senderos en las otras dos paradas, pero hace demasiado calor.
Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil Las cataratas de Iguazú vistas desde Brasil