Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

India

Madurai

Estación de Chengalpattuj Cuarto día En nuestro flamante Ambassador, tardamos una hora en recorre los 28 km que separan Mamallapuram de Chengalpattuj. Pasamos por delante del vertedero, hay bastante gente buscando entre las basuras. El resto transcurre entre arrozales, motos, camiones, y un templo donde adoran a las serpientes. Chengalpattuj es mas grande que Mamallapuram, y también mucho mas caótico. Tras un pequeño atasco llegamos a la estación. Esperamos durante una hora a que llegue nuestro tren. Es largísimo, recorrerlo de punta a punta por el interior con las mochilas a cuestas nos lleva media hora. Compramos algo en el tren para comer, comemos la fruta, leemos y dormimos un poco.
Comida tren Siete horas pasan relativamente rápido. Los asientos son cómodos (categoría CC). Tienen mesita, reposapies y hay aire acondicionado. En cada vagón hay dos lavabos tipo indio, y dos occidentales, bastante limpios tratándose de un tren. Continuamente pasan vendiendo de todo: té, cafe, frituras varias, arroz, falafels, sopa... No es una venta desordenada. El tren salió a las 13:15. Al poco rato pasa el del arroz, seguido del de los snacks. Algo mas tarde cafés y tés, aunque estos son constantes durante todo el trayecto. Después pasan creps y frituras que sirven de merienda, así como plátano rebozado. Poco antes de llegar a Madurai estan repartiendo dos tipos diferentes de sopa. Todo a su debido tiempo.
Templo Meenakshi Amman Madurai, a las orillas del río Vaigai, es una de las ciudades mas antiguas de la India, y fue gobernada por los reyes pandya durante la mayoria de su historia. Su origen se remonta al siglo IV antes de Cristo, donde ya es mencionada en algunos textos romanos, griegos y árabes. Es un importante centro de comunicaciones en el centro de la India, y tiene conexiones directas con Cehnnai y Tirunelveli. De lejos la razón más habitual para visitar la ciudad es el templo Meenakshi dedicado a la diosa Meenakshi (considerada una forma de Parvati) y su consorte Sundareshwarar (Siva).

Merecido reposo (seguramente) De compras frente a Thirumalai Nayak Palace Semaforo en rojo Estudiantes frente a Templo Meenakshi Amman De vacas sagradas y rickshaws
Quinto día Dicen que el rey pandyan Kulasekarar construyo un gran templo, y creó una ciudad en forma de loto a su alrededor. Esta ciudad es Madurai, y el templo es Meenakshi Amman dedicado a Shiva y su consorte Parvati. Aunque este enorme templo, uno de los mas grandes de la India, debe su esplendor actual a los nayaks que gobernaron Madurai entre los siglos XVI y XVIII.
Templo Meenakshi Amman El templo se encuentra tras un alto recinto amurallado, en el centro del cual están los dos santuarios dedicados a Shiva y Parvati, rodeados de un sinfín de pequeños santuarios y pasillos abarrotados de pilares. Pero lo que mas llama la atención, y que se hace notable desde cualquiera de los numerosos restaurantes ubicados en altas terrazas de hoteles, son sus 12 gopurams. Las cuatro torres principales, que indican los accesos al templo en los cuatro puntos cardinales, y que tienen una altura de nueve plantas, más de cincuenta metros. Está adornada cada una de ellas con más de mil figuras pintadas en vivos colores que representan divinidades, animales mitológicos, y monstruos celestiales. El resto de gopurams sirven de guía a los santuarios más importantes. Las figuras de las torres son pintadas y reparadas cada doce años. Quiso la mala suerte que nos tocara verlas en restauración.
Al igual que en el resto de templos hindúes no se puede entrar calzado, ni tan siquiera con calcetines. Junto a las diferentes puertas de acceso, bajo los gopurams, hay un guardacalzado gratuito, la voluntad. La nuestra fueron tres miserables rupias que encontré en el bolsillo, apenas diez centimos de euro.
Templo Meenakshi Amman Entrando a mano derecha encontramos el tanque del loto dorado, un antiguo estanque donde los devotos toman baños en agua sagrada. El área que lo circunda era la zona de encuentro de TamilSangam, la antigua academia de poetas. Esta academia juzgaba el valor de cualquier trabajo literario presentado lanzándolo previamente al estanque sobre un tablón. Solo aquellos que no se hundían eran merecedores de su atención. Pero la joya del santuario es la sala de los 1.000 pilares, todos ellas bellamente esculpidos y decorados, que acoge el Museo de Arte de los Templos (5 INR), donde pueden verse iconos, fotografías y dibujos que describen sus 1.200 años de historia.
Templo Meenakshi Amman Templo Meenakshi Amman Templo Meenakshi Amman Templo Meenakshi Amman Mercado de Prithu Mandapam
Mercado de Prithu Mandapam Los no hindúes tienen vetado el acceso a los sanctasantorum de los dioses. Conseguimos que nos echen de alguno de ellos. El templo esta lleno de devotos, dicen que lo visitan 10.000 personas diariamente. Gente rezando, tirándose por el suelo, pintándose la frente...
En la puerta este del templo hay un pequeño mercado, conocido con el nombre de Prithu Mandapam, donde se vende de todo, desde juguetes de plástico hasta imágenes en bronce de los dioses. Hay una sección de sastres alineados con sus maquinas de coser, y otra de confección de todo tipo de coronas y adornos florales con que agasajar a los dioses.
Templo Meenakshi Amman Mercado de Prithu Mandapam Templo Meenakshi Amman Templo Meenakshi Amman Templo Meenakshi Amman
Intentamos localizar el mercado de las flores del que habla Lonely Planet, pero no lo conseguimos. En su lugar visitamos el mercado de Madurai, un laberinto de animadas callejuelas con puestos de hierbas aromáticas, frutas y verduras. Ni pescado ni carne, a no ser las múltiples vacas que deambulan por él.
Mercado de Madurai Mercado de Madurai Mercado de Madurai Mercado de Madurai Mercado de Madurai
Thirumalai Nayak Palace Tras una pequeña siesta nos acercamos al Thirumalai Nayak Palace, dentro de un motorickshaw conducido por un suicida padre de tres hijos. Acceso 50 INR, cámara 30 INR. Fue construido en 1636 por el rey Thirumalai Nayak con la ayuda de un arquitecto italiano. El palacio original era cuatro veces más grande que el actual. Disponía de residencia real, un teatro, un templo, aposentos para invitados, armería, una glorieta para la orquesta, pozo y jardín, e incluso un palanquín para darse paseos por la ciudad protegido del sol. Hoy, tras cruzar la puerta principal, se entra directamente a un enorme patio (Swargavilasa) de 3.900 m2, rodeado por unos enormes pilares circulares que hacen 20 metros de altura y cuatro metros de diámetro. Al fondo se encuentra la sala del trono con una enorme cúpula octagonal. Y a su derecha llegamos a la sala de baile, donde hay un pequeño museo, cuyo acceso esta incluido en la entrada. Todo el edificio esta siendo sometido a restauración y la visita la realizamos entre andamios y obreros.

Thirumalai Nayak Palace Thirumalai Nayak Palace Thirumalai Nayak Palace Thirumalai Nayak Palace Thirumalai Nayak Palace
Hotel Golden Park Cruzar la calle frente a la estación. Seguir a mano izquierda y el primer callejón a la derecha lleva a West Perumal Maistry St, una calle llena de hoteles de categoria media-alta, entre 1.000 y 3.000 INR. hotel  Golden Park. 1.300/1.200/1.100/600 INR. Hab. doble deluxe, standard, economy, y sin aire acondicionado. Solo quedan de 1.100 INR. Amplia y limpia, con a/c, TV y baño en el que funciona la ducha. Hay agua caliente. Desayuno incluido. Periodico gratuito. Su terraza tiene las mejores vistas del templo de toda la ciudad, aunque la cocina no vale mucho. hotel  Supreme Hotel. 1.640/1.360/680 INR, deluxe, standard con a/c, y habitación sin a/c. Tiene buena pinta pero esta lleno.
Vistas desde el Temple View La mejor opcion para cenar (no abren al mediodía) son los restaurantes que hay en las terrazas de algunos hoteles. Ofrecen en general buena comida y unas vistas esplendidas del templo y sus enormes gopuramsRestaurante Temple View. Mulligtawny Sopa Veg., Vegetarian Manchuria, medio Pollo Tandori, Naan Kashmiri, Roti mantequilla, crema de caramelo y cerveza, 497 INR. RestauranteHotel Supreme. Buenas vistas, aunque son mejores las del Temple View, y buena cocina. Ginger con miel y menta, y Soda con limón, 120 INR. Restaurante Divar Mahal. Mesas de coca-cola, peces de colores, ventiladores y aire acondicionado suave. Pollo tandori, cordero con arroz, naan de queso, chappati y banana lassi, 270 INR.
Thirumalai Nayak Palace Templo Meenakshi Amman Mercado de Madurai Templo Meenakshi Amman Thirumalai Nayak Palace