Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

Islandia

Lago Mývatn

Septimo día El lago Mývatn es una reserva natural creada para proteger su gran diversidad de aves acuáticas, que vienen atraídas por la gran cantidad de peces que hay en él. Es un lago poco profundo, apenas cuatro metros, creado hace 2.300 años tras una erupción de lava, que ocupa una extensión de 36 km2 y tiene alrededor de 50 islotes. Sus alrededores están dominados por formas de relieve volcánico, campos de lava, fumarolas, cráteres, burbujeantes, piscinas de barro, baños termales y espectaculares cascadas de agua. En el área viven unas 450 personas, pero siendo un importante destino turístico, dispone de todo tipo de servicios: gasolineras, banco, súper mercado, piscina, hoteles, campings y restaurantes.
Cascada de Dettifoss
Cuando salimos estamos a -4º, pero la noche debe haber sido bastante fría, una buena capa de nieve cubre el coche y la botella de agua que nos dejamos dentro está completamente congelada. Salimos pronto con la idea de empezar el día visitando la catarata con mayor caudal de Europa, Dettifoss, a unos 70 km de aquí. El río Jökulsá á Fjöllum formado en el glaciar Vatnajökull, descarga entre 200 y 500 m3 de agua por segundo, en una cascada de 100 mts de ancho y 44 mts de altura. A pocos metros de ella, subiendo el curso del río, se encuentra la catarata de Selfoss, cuyas aguas caen desde 10 mts de altura a lo largo de un estrecho cañón de 400 mts de largo.
Cascada de Dettifoss Paseo para visitar las cascadas de Detifoss y Selfoss Paseo para visitar las cascadas de Detifoss y Selfoss Río Jökulsá á Fjöllum entre las cascadas de Detifoss y Selfoss Paseo para visitar las cascadas de Detifoss y Selfoss
Para llegar a ellas hay que seguir la Ring Road dirección sudeste hasta el desvío de la 864, una carretera bien asfaltada pero que acumula algo más de nieve, en algunos tramos cortos hay que moverse despacio pues alcanza los dos palmos. Una vez empiezas a caminar, a 200 mts del parking, un cartel indica 600 mts hasta Dettifoss a la izquierda y 400 mts a la derecha Selfoss. El camino está marcado con balizas, es mejor no alejarse de él, la nieve es blanda y en algunos puntos hay más de medio metro de nieve. Sobre rocas, plantas y zonas descubiertas donde golpea el viento, abunda el hielo. Es absolutamente necesario usar crampones. Debido a la gran cantidad de nieve no tenemos una visión completa de Dettifoss, ya que es peligroso acercarse al borde, aunque no por ello es menos espectacular. En Selifoss, aunque no llegamos hasta el final del sendero, caminar en estas condiciones es muy cansado, la vista es completa.
Catarata de Selfoss
Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir
Campo geotérmico de HverirCampo geotérmico de HverirDe vuelta al lago Mývtan nuestra primera parada es el campo geotérmico de Hverir, un terreno baldío de piscinas de lodo hirviente, charcos burbujeantes y fumarolas que emanan de pequeñas chimeneas cónicas con un fuerte olor a huevo podrido, que entre la luz del sol y la nieve que le rodea, ofrece un fantasmagórico aspecto lunar. Hay miradores desde donde ver algunas piscinas, y es muy importante no alejarse del sendero marcado, ya que en algunas zonas el suelo está tan caliente que puede provocar quemaduras.
Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir Campo geotérmico de Hverir
Campo geotérmico de Hverir
Intentamos  visitar la Grjótagjá, una pequeña cueva de aguas termales que se hizo famosa a través de Juego de Tronos, el lugar donde Jon Snow "conoce" a Ygritte. Fue una zona popular de baño hasta la década de los 70 en la que una serie de erupciones aumentaron considerablemente la temperatura del agua e hicieron imposible su baño. Aún hoy sigue prohibido, ya que la temperatura ronda los 50º. La cueva se encuentra en un camino de grava que comunica la Ring Road con la 848, hay dos palmos de nieve, puede que en algún punto más, al coche le cuesta avanzar y en algunos puntos pierde tracción. Pasamos de largo el desvío, no nos apetece parar y correr el riesgo de quedarnos tirados al salir.
Cono volcánico de HverfjallHverfjall es un cono volcánico de toba negra que se formó hace unos 2.500 años, de unos 150 mts de altura y 1 km de diámetro. El borde del cráter es accesible por dos caminos, y es una caminata popular por las vistas que ofrece del lago y sus alrededores. Pero debido al exceso de nieve el acceso está cortado unos 500 mts antes de la base, así que nos conformamos con verlo desde lejos. Próxima parada Dimmuborgir, un campo de lava que se formó hace 2.300 años tras la erupción de unos cráteres cercanos. Los rios de lava crearon en primer momento una piscina, que más tarde se drenó en dirección al lago Mývatn. El vapor se elevó a través de la lava fundida y lo enfrió, dejando atrás altos pilares, torres retorcidas y dramáticas estructuras de roca coagulada. Desde el aparcamiento, donde hay un centro de visitantes cerrado, salen varios senderos de entre 15 minutos y una hora que permiten recorrer la zona.
Campo de lava de Dimmuborgir Campo de lava de Dimmuborgir Campo de lava de Dimmuborgir Campo de lava de Dimmuborgir Campo de lava de Dimmuborgir
Mývatn Nature BathsMývatn Nature BathsEn Jarðbaðshólar, en la zona norte del lago, a unos 4 km de Reykjahlid se encuentran los Mývatn Nature Baths, 4.200 ISK. Alimentada por un pozo de 2.500 metros de profundidad, es una laguna artificial de 5 km2 que alberga 3,5 millones de litros de agua. De forma circular, está dividida en dos secciones, rodeada de roca volcánica y nieve, con suelo de arena y gravilla. La temperatura oscila entre los 37º y 40º según la zona de la piscina en que te encuentres, las diferentes fuentes de calor marcan diferencias de unos cuantos grados en pocos metros. También hay una mas pequeña y poco profunda, con capacidad para unas diez personas, con el agua a 41°, ideal para tomar una cervecita relajadamente. Vestuarios correctos con taquillas. Es un lugar bastante tranquilo a pesar de ser el punto más turístico del norte. Temperatura exterior al entrar -7º. Quizas la poza más bonita de todo el viaje.
Skútustaðir es un pueblo pequeño, de hecho media docena de hoteles y una gasolinera. Si quieres comer tendrá que ser en el restaurante de uno de ellos. Restaurante Selhotel Mylvatn. Carta con ocho platos, vinos y cervezas. Buena comida y buen servicio. Coconut chicken y fish and fries.