Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

NEW YORK

NY, Porqué

Banderas junto a Grand Central ¿Por que Nueva York? Pues porque allí vive mi amigo Andreu, ese es el motivo principal por el que fui. Nueva York nunca tuvo el mas mínimo interés para mi hasta que Andreu se trasladó allí. Aún así y todo he tardado varios años en ir, siempre había un viaje mejor que hacer, que ir a ver una aburrida y densa megalópolis de hormigón. Pero un buen día compré un billete de ida y vuelta por 480€ con Delta Airlines, y el 31 de octubre después de ocho horas de vuelo y dejar el equipaje en casa de mi amigo, asistía al desfile de Halloween, antes de ir a cenar a Greenwich Village. La aventura en la gran manzana no había hecho mas que comenzar.
A partir de aquí no había día que no cayera un tópico: la comida, la mala fama que les han granjeado en todo el mundo sus últimos gobernantes republicanos, la violencia e inseguridad, el elitismo... A mi, lo que mas me llamó la atención desde el primer momento fue la amabilidad de la gente. En las grandes ciudades el estress y la vorágine del día a día nos han convertido en seres antisociales que siempre van con prisas y con pocas ganas de ser molestados. El neoyorquino típico es amable y atento, os ofrecerá ayuda de manera desinteresada en cuanto os vea desubicados o dubitativos; el guarda de seguridad formato armario ropero que hay en la entrada de Tiffany's, os dará unos sinceros buenos días con una amplía sonrisa sin miraros por encima del hombro; y en bares, restaurantes y centros comerciales el trato es exquisito. Parece un pueblo que ha sido incapaz de asumir tanto crecimiento.
Theater District Aunque comparada con las grandes capitales europeas es una ciudad carente de historia, y puede parecer que no hay nada que ver, después de diez dias allí te das cuenta de que no has hecho mas que empezar. Ya no es tanto lo que ves si no como lo vives, NY tiene un ritmo diferente. Ahí museos, rascacielos, parques, zoos y teatros para aburrir. Tiene barrio chino, italiano, griego... comida japonesa, hindú, española, israelí, americana... NY es una ciudad que difícilmente decepciona, todo sorprende, todo llama la atención, a veces por su sofistificación a veces por su simpleza. Es un lugar donde pasar desapercibido y estar bien atendido al mismo tiempo. Mi mejor recuerdo, la Marathon.
Nueva York no es para nada un destino que se ajuste a mis gustos viajeros, me siento mas comodo en un hotelito etiope que en el Hillton, y rehuyo el asfalto tanto como puedo. Fuí hasta allí con pocas expectativas y muchas reticencias. Pero ahora pienso que es un destino que nadie debe perderse, que sorprenderá a la mayoría y que ayuda a tumbar muchos mitos. Un destino para todos los públicos y viajeros.