Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

Filipinas

Isla de Pamilacan

Decimocuarto día Próximo destino Pamilacan, una pequeña isla de apenas 2 km2, a 12,5 km al sur de la isla de Bohol. Es conocida por sus playas de arena blanca, sus aguas cristalinas, sus maravillosos fondos marinos, y el avistamiento de delfines y tiburones ballena cuando es temporada. Pero lo mejor es su tranquilidad, porque afortunadamente para nosotros no hay transporte público a la isla, hay que alquilar una barca privada para llegar y eso encarece bastante el viaje. No hay bancos ni cajeros ni tiendas ni agua corriente, para duchas y lavabos hay que recurrir a cubos de agua.
Isla de Pamilacan
Hemos contactado por correo con un resort para que nos pase a buscar por Baclayon, el puerto más cercano, cuesta 1.500 PHP.  Después de desayunar un triciclo nos lleva hasta Loboc 50 PHP, donde cogemos un jeepney al puerto de Baclayon, 30 PHP cada uno. Cuando llegamos la barca ya nos está esperando. El trayecto dura poco más de una hora, cuando quedan unos veinte minutos para llegar, vemos varios grupos de delfines a ambos lados de la barca.
Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan
Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan hotel Liwayway sa Bohol, 2.200 PHP, solo efectivo. Pequeño complejo vacacional situado en la playa principal, junto a un fuerte español construido hace 200 años como torre de vigía. Dispone de restaurante, spa y zona de masajes. Las cabañas de madera con vistas al mar son amplias, cómodas, con baño completo, ventilador, mosquitera y terraza. Desayuno incluido, muy bueno. La tranquilidad es absoluta, nuestros únicos vecinos son gallos y cabras. Elvira, la dueña, es una mujer muy interesante que nos ayudó desinteresadamente todo lo que pudo, así como el resto del personal.
Embarcadero frente a Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Vistas desde nuestra cabaña en Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan
Pamilacan es un pequeño paraíso donde residen alrededor de 200 familias, que forman una comunidad compacta, todos se conocen. En el pasado esta isla fue centro de caza de tiburones ballena, delfines, mantas raya y otros cetáceos. En los 90 se prohibió esta práctica y los locales han aprendido a sacar provecho de la repoblación del fondo marino y de sus conocimientos del mar, organizando excursiones para ver delfines, tiburones ballena, hacer snorkel en la zona o salir de pesca. Junto con la pequeña pesca de subsistencia, proteger y cuidar la vida marina es ahora su forma de vida.
Plato de pollo, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Plato de pescado, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Desayuno en Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Plato vegetariano, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Plato de pescado, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan
Las opciones de restauración en la isla están limitadas a los restaurantes de los resorts y casas de huéspedes, además la comida es poco variada, en la isla hay pocos recursos y estamos en temporada baja. En un principio pensamos en ir cambiando y probar unos cuantos, la primera noche cenamos fuera de hecho, pero lo mas cómodo es comer en tu propio hotel. Restaurante Liwayway sa Bohol es ideal, la comida está deliciosa, el trato es excepcional, y ademas tiene un patio con vistas al mar, hamacas y buena sombra, para poder hacer la siesta después de comer. Comemos plato de pescado y plato de pollo, acompañados de verduras y arroz, y de postre helado de vainilla. Siesta y al despertar tomamos un té. Me encanta estar de vacaciones.
Gambas con verduras, Pamilacan Island Tourist InnDebido a algún cambio en las corrientes, nos dicen que poco habitual, hay una gran acumulación de algas frente al hotel, así que nos desplazamos unos 150 mts a la derecha para nuestro primer baño. Vemos un montón de estrellas de mar y algunos bancos de peces, para nada destacable. Si Pamilacan es el paraíso del snorkel que dicen es, nos hemos bañado en el lugar equivocado. Restaurante Cena en Pamilacan Island Tourist Inn, un resort de ambiente más mochilero justo al lado del nuestro. Gambas con verduras, fideos, de postre mango, todo ello acompañado de una San Miguel, 660 PHP. Muy bueno
Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan
Decimoquinto día La mejor zona de snorkel es Coral Garden, un área protegida y delimitada por boyas, donde está prohibido el acceso sin guía bajo amenaza de multa. Además, es obligatorio vestir chaleco salvavidas, y no se pueden llevar ni guantes, ni aletas ni ningún tipo de calzado. Se encuentra a 300 mts del hotel, a 50 mts de la orilla. La profundidad ronda los tres metros, el fondo marino está lleno de coral de todo tipo y tamaño, nunca he visto nada igual a tan poca profundidad, la variedad de formas y colores es impresionante. La vida es muy abundante, peces globo, peces payaso, morenas, peces loro, peces trompeta, bancos enormes de peces diminutos de todos los colores… Acceso 220 PHP la hora. Durante la mañana llegan algunas barcas desde Alona Beach, sobre todo con turistas chinos, para hacer snorkel aquí.
Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan
Mientras desayunamos Elvira nos recomienda otro punto para buceo con tubo llamado turtle point. Siguiendo la playa principal dirección oeste unos 150 mts, mismo punto donde nos bañamos ayer, hay que adentrarse en el agua 200 mts, donde la profundidad aun es de unos 5 mts. En este punto el fondo es arenoso, aunque hay algunas islas de coral, grandes bancos de peces pequeños y es fácil ver tortugas durmiendo sobre la arena. Si seguimos avanzando paralelos a la costa cada vez hay más coral y más vida, serpientes marinas, morenas, tortugas (media docena en hora y media), grandes bancos de peces... En esta zona una pared de coral baja hasta los 40-50 mts de profundidad, por ella suben tortugas y algunos peces de buen tamaño. Hay que tener cuidado con las corrientes oceánicas, no alejarse de la pared y si empieza a notarse el agua fría, evitarla y acercarse a la costa. También hay que vigilar con las serpientes de agua anilladas, una de las serpientes más venenosas del mundo (ocho veces más que una cobra), miden un metro, metro y medio, y nadan por el fondo buscando presas, ignorando a los humanos completamente, pero de tanto en tanto tienen que salir a respirar, es entonces cuando hay que vigilar no ponerse en su camino.
Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan
Restaurante La comida es siempre mas o menos la misma, pescado del día o algun tipo de carne, acompañado de verduras y arroz. Suerte que está riquísimo. Hoy comemos plato de pescado y plato vegetariano, de postre helado de fresa. Al igual que ayer siesta en las hamacas que hay a la sombra frente al mar, y por supuesto, al despertar tomamos un té.
Interior de la isla de Pamilacan Después vamos a hacer snorkel en otra zona que nos ha recomendado Elvira. Hay que atravesar el pueblo por la calle principal, seguir el camino asfaltado por el que circulan algunas motos, y cruzar una valla metálica tras la que hay una atalaya a mano derecha. Entonces hay que seguir el camino de la izquierda hasta la playa. Siguiendo por la arena a los diez minutos daremos con un pequeño islote con abundante vegetación. Se encuentra a unos 100 mts de la orilla, por la tarde con la marea baja la profundidad a su alrededor no supera el metro. Rodeándolo a unos cinco metros de distancia, está lleno de vida, grandes bancos de peces, morenas, y serpientes marinas anilladas.
Interior de la isla de Pamilacan Interior de la isla de Pamilacan Interior de la isla de Pamilacan Interior de la isla de Pamilacan Interior de la isla de Pamilacan
Restaurante Cenamos en el hotel, Berlin style currywurst with french fries y fideos coreanos, y nos conectamos a internet. La wifi solo funciona bajo demanda, y unicamente en la zona del restaurante y recepción, pero la señal es bastante potente.
Decimosexto día A las 06:00 ya estamos despiertos. Me encantan estos países que funcionan con la hora solar, de 06:00 a 18:00, el cuerpo se adapta rápidamente y duermes más y mejor. Ademas, a partir de una determinada hora hay que convivir con el canto de los gallos, parece mentira que haya tantos en una isla tan pequeña, y si eres de sueño ligero te será difícil permanecer en la cama.
Berlin style currywurst with french fries, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Fideos coreanos, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Plato de pescado, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Fried Noodles, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Indonesian Mae Goreng, Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan
Otro día más en Pamilacan, la misma rutina que ayer. Una hora de snorkel antes de desayunar en turtle point. Desayuno relajado y opíparo en el hotel. Otra hora larga de snorkel antes de comer. Restaurante Comemos en la mesa de siempre, a la sombra con vistas al mar y cerca de las hamacas, dos platos de pescado, helado y cerveza. Siesta, té, paseo por la isla, y otro poco de snorkel. Ducha. Cenamos fried noddles y Indonesian Mae Goreng con una cerveza, y aprovechamos para conectar a internet. Antes de dormir vemos otro capítulo de Sacred Games, una serie india a la que estamos enganchados.
Isla de Pamilacan Liwayway sa Bohol, isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Isla de Pamilacan Interior de la isla de Pamilacan