Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

LOS BALCANES

Sarajevo

Tercer día Nos decantamos por lo rápido y cómodo, y por 25€, cinco mas que en transporte público, el dueño de Pansion Rose nos lleva en coche hasta Sarajevo. Algo mas de dos horas de espectacular y sinuosa carretera de montaña que discurre paralela a las verdosas aguas del río Neretva, rodeados de frondosas montañas y pequeños cañones en todo momento.
Estacion autobuses Históricamente los Balcanes han sido frontera entre oriente y occidente, entre el Imperio Austrohúngaro y el Otomano, entre cristianismo e Islam, y Sarajevo, una pequeña y agradable ciudad enclavada en un valle rodeada de los Alpes Dináricos y en torno al río Miljacka, es un claro ejemplo de ello. Marcada por una enorme diversidad religiosa, pocos lugares en el mundo tienen una iglesia ortodoxa, una católica, una mezquita y una sinagoga en apenas 200 metros. Hay que añadir monumentales edificios austrohúngaros, feos y grises edificios socialistas, y un bazar otomano lleno de pequeñas tiendas y animados cafés. Tres hechos significativos han llevado Sarajevo a los titulares en los últimos cien años: en 1914 el asesinato del Archiduque Franz Ferdinand fue el detonante del estallido de la Primera Guerra Mundial, en 1984 organizó los Juegos Olímpicos de Invierno, y tan solo seis años mas tarde estalló la Guerra de los Balcanes, donde Sarajevo sufrió tres largos años de asedio que destruyeron la ciudad y causaron un alto número de víctimas. Aún hoy no es extraño ver casas con impactos de bala e incluso armas de mayor calibre.
Afueras de Sarajevo Afueras de Sarajevo Tranvia en Bascarsija Mezquita Alipasina Bascarsija
hotel Kod-keme pansion, 40€. Bascarsija, centro, centro, centro, tras la mezquita Guze Hurservbey. En la habitación encajan al milímetro una cama doble, un armario, una mesa, una silla, el lavabo completo y un minúsculo espacio donde moverse, todo ello en no mas de 10 m2. Wifi, ventilador y tv. No ofrece desayunos, pero sigue siendo muy recomendable por su ubicación.
Sebilj Tienda artesana en Bascarsija Bascarsija es el corazón del viejo Sarajevo. Un laberinto de calles empedradas dentro del viejo barrio turco: pequeñas tiendas de souvenirs, joyerías, artesanos, restaurantes de cocina bosnia y otomana, mezquitas, fuentes, terrazas donde degustar un turkish tea o un bosnian coffee... En el centro rodeado siempre de numerosas palomas se encuentra Sebilj, de la palabra árabe que describe una fuente pública con forma de quiosco. Cerca de aquí se encuentra uno de los símbolos de Sarajevo, el antiguo Ayuntamiento (Vijecnica), construido en 1896 en estilo pseudo-morisco y reconvertido tras la segunda guerra mundial en Biblioteca Nacional. El 25 de agosto de 1992 un proyectil, disparado desde las líneas de artillería serbias que asediaban Sarajevo, acabó con gran parte de la herencia literaria bosnia que se conservaba en este edificio. Alrededor de dos millones de manuscritos y libros de incalculable valor fueron destruidos. Actualmente está en reconstrucción.
Restaurante Buregdzinica Bosna, 11,5 km local especializado en bureks. Sirnica (rollo de queso/requesón), tikvenica (rollo de espinacas) y yogur parecido al ayran, mas agua. Burek es rollo de carne, zeljanika es rollo de espinacas y queso, y krompiruša de patata.
Puente latino Mezquita de Bascarsija Sinagoga Ashkenazi Catedral del Sagrado Corazón de Jesús Sebilj
Vieja iglesia ortodoxa Catedral del Sagrado Corazón de Jesús Nuestro hotel se encuentra situado entre dos puntos emblemáticos. Por un lado el puente latino, un pequeño puente de piedra construido en el siglo XVI pero que alcanzó fama mundial el 28 de junio de 1914, cuando desde este punto Gavrilo Princip disparó y mató al heredero del trono austrohúngaro Franz Ferdinand y a su esposa Sophia, lo que precipitó el inicio de la Primera Guerra Mundial. Y por el otro, la Mezquita Gazi Husrev Bey’s, el centro de rezo musulmán más importante de Bosnia Herzegovina. Fue construida en 1531 por Mimar Sinan, el mismo arquitecto de la impresionante Suleymaniye Camii en Estambul, y donada a la ciudad por el entonces gobernador otomano de Bosnia. Tiene dos minaretes de 45 mts de altura y una cúpula de 26 mts, y en sus jardines hay una llamativa fuente de ablución de madera.
Otros edificios religiosos son la Sinagoga Ashkenazi (1902) de estilo pseudo-morisca; la Catedral neogótica del Sagrado Corazón de Jesús (1889), sede del arzobispado e iglesia mas grande de Bosnia, y la vieja iglesia ortodoxa del siglo XVI.
Restaurante To be or not to be, 36 km. Ambiente cuidado y tranquilo. Siete mesas repartidas en dos plantas y una terraza. Su variada carta de carnes, pescado, pasta, postres caseros y zumos naturales ofrece una escapada a la omnipresente comida balcánica. Restaurante Havana Bar, 6 km. Bar de copas con enormes ventanales a la calle Kundurdžiluk. Somersbay (sidra de 4,5º) y un te.
Fuente de la Mezquita Gazi Husrev Bey’s Testimonios de la Guerra de los Balcanes Bascarsija Testimonios de la Guerra de los Balcanes Cevabdcinica en Bascarsija
Cuarto día Ha estado lloviendo toda la noche y parte de la tarde de ayer y la temperatura ha caído significativamente a 17 grados desde los 36 de ayer al mediodía. Tras desayunar en Restaurante Pekara-sibili (5 km), frente al Sebilj, una pastelería con bollería variada, helados y delicioso café; y después de una rápida visita a la mezquita Guze Hurserv Bey (2km), cogemos el tranvía (1,8km, 20 minutos) hasta la estación de tren para informarnos de los horarios de tren a Belgrado. Volvemos al hotel dando un paseo.
Llama Eterna Museo de Historia A 500 mts de la estación está el hotel Holiday Inn, lugar donde se hospedaban los periodistas durante la última guerra. La entrada principal está en el Bulevar Mese Selimovica, una céntrica avenida que llega hasta la ciudad vieja mas conocida como la Avenida de los Francotiradores, ya que aprovechando los altos edificios que la rodean y la proximidad de las montañas, francotiradores serbios causaron centenares de víctimas entre la población civil durante la Guerra de los Balcanes. Frente al hotel hay un par de museos a los que accedemos por 5km. En el primer edificio se encuentra el Museo de Historia, parcialmente cerrado, apenas hay tres o cuatro salas dedicadas a arqueología y arte medieval. Detrás hay un pequeño Jardín Botánico con algunas tumbas de piedra (stecci), y tras él el Museo de Historia Natural, donde hay una enorme colección de animales disecados que recuerdan mas a la película Psicosis que a un centro cultural. Horario de Museos.
Ninguno de los tres merece la pena. Seguimos por Marsala Titova hasta la Llama Eterna, encendida en memoria de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Allí cogemos la peatonal Ferhadija hasta el mercado, un punto clave durante la última guerra. Tan solo hubo dos ataques aquí, el primero causo 40 muertos y el segundo propició la entrada de los soldados de la ONU.
St. Joseph church Bascarsija Moras en el Mercado de Sarajevo Hotel Holiday Inn Museo de Historia
Restaurante Zjelo rest, 9 km. En Kundurdziluk hay dos uno casi al lado del otro. Popular local de comida rápida bosnia (cevabdzinica). La carta solo tiene seis platos y no sirven alcohol. Bosnian hamburguer, cevapcici (el mejor de Bosnia dicen), bitter lemon y yogur.
Morica Han Souvenirs en Bascarsija Morica Han, en la calle Ferhadija, es una antigua posada (1551) de la época en que Sarajevo era un punto de parada en la ruta comercial entre oriente y occidente. En su interior alrededor de un bonito patio empedrado había establos y almacenes, y en la primera planta habitaciones para huéspedes. Actualmente, compartiendo espacio con una amplia tienda de alfombras y souvenirs se encuentra el Restaurante Caffe Divan, un agradable local de madera ideal para leer un rato o escribir el diario mientras tomas un delicioso te.
Restaurante Rest. Pod Lipom, 32 km. Local elegante con una extensa carta de comida local, Bill Clinton comió aquí. Teletina leso (carne hervida con patatas y zanahorias en su propio jugo), sarena dolma (selección de verduras rellenas), grasevina white wine, sarajevsko draft, kadaif (mil fideos dulces con miel). No aceptan tarjetas. Calle paralela a Morica Han yendo hacia el Sebilj.
Bascarsija Marsala Titova Street Ferhadija Street Bascarsija Mezquita Gazi Husrev Bey’s
Muerte de Franz Ferdinand Testimonios de la Guerra de los Balcanes Una macabra atracción que nosotros no visitamos fue el Túnel de la Esperanza. Fue construido bajo la pista de aterrizaje del aeropuerto en 1992, y fue la única conexión con el mundo exterior durante los cuatro años de sitio de la ciudad. Excavado durante la guerra, el túnel unía la ciudad sitiada con la zona libre mas allá del aeropuerto, proporcionando una línea de vida y suministros por el cual pasaban ancianos, heridos, alimentos, combustible, soldados y cigarrillos. Parte de él permanece abierta al público.
Quinto día Restaurante Silija, 8 km, detrás del mercado de fruta de Sarajevo, "the best place in town" dice un rotulo en su interior. Pequeña taberna regentada por un viejo rockero ataviado con chupa de cuero donde no hablan ni palabra de inglés. Tortilla a la francesa con queso, tostadas con mantequilla y mermelada, café y té. Ideal si buscas un lugar autentico lleno de lugareños de todo tipo.
En el mercado Compramos fruta y comida para el viaje en tren, y rellenamos las botellas de agua en la fuente de la mezquita.
Mezquita Gazi Husrev Bey’s Mercado de fruta y verdura Biblioteca Nacional Vista del barrio viejo Morica Han
El centro de Sarajevo es peatonal y en el resto el tránsito es mas bien escaso, por lo que es una ciudad agradable para pasear. Tren La estación de tren se encuentra junto a la bus station, a unos 20 minutos del centro tomando el tranvía nº 1 (1,8 km). No hay cajeros automáticos. A Belgrado hay tren diario directo (33 km) a las 11:35 y llega 20:05. Otra opción es coger el tren de las 06:55 hasta Strizivojna-Vrpolje, hacer un transbordo de dos horas y llegar a Belgrado a las 17:00. Escogemos no madrugar.
Bus Los autobuses salen cada día a las 06:15, 08:00, 09:45, 11:00, 12:30 15:00 y 22:00, cuestan 20€ y tardan unas ocho horas.