Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

AFRICA ORIENTAL

Sipi Falls

Vigésimotercer día 11:00 Tras desayunar, sacar dinero en un cajero automático, y curiosear por las tiendas que hay junto al Teatro Nacional, dos boda-boda (3.000shs) nos acercan a Old Taxi Park. 12:30 Tardamos casi una hora en llenar el matatu a Mbale (13.000 shs).
Aldea junto a Crows Nest Campsite 14:15 Pasamos por Jinja. 16:30 Llegamos a Mbale. 17:00 En la Plaza del Reloj, punto de partida de los matatus de "cercanías", subimos a uno que se dirige a las Sipi Falls (3.000 shs c/u). Va a tope, por primera vez no esperamos a que se llene un vehículo. 18:00 El pasaje ha ido bajando, y solo queda- mos nosotros. El conductor decide que no le sale rentable recorrer los 12 km que quedan con dos pasajeros, y nos deja tirados en un cruce de carreteras. 18:02 Empieza a llover. Esto mejora por momentos. 18:20 Conseguimos parar un boda-boda que por 6.000 shs nos lleva, a nosotros y a las mochilas, montaña arriba. Hace un frío que pela. Cuando llegamos 1/2h mas tarde, ya ha anochecido.
Crows Nest Campsite hotel Crows Nest Campsite, 31.000 shs, doble con baño exclusivo, pero fuera de la habitación. No hay luz eléctrica, nos guiamos con candiles. Habitación limpia y sobria, cama doble con mosquitera, y un banco en forma de ele ocupando casi dos paredes. Son pequeñas cabañas que disponen de terraza con vistas a las cascadas, y baño propio. Lo llevan un grupo de jóvenes muy atentos. Agua caliente bajo demanda. Cenamos a la luz de dos candiles: 2 bols de sopa de champiñones, spaguetti a la boloñesa, curry de tomate, dos chapattis, y dos cervezas Eagle (por fin nos volvemos a encontrar).
Vistas desde Crows Nest Campsite
Primera cascada, Sipi Falls Las Sipi Falls son una serie de tres cascadas, que se encuentran cerca de Kapchorwa, al norte de Mbale; en uno de los extremos del Mount Elgon National Park, cerca del monte Elgon y la frontera con Kenya. El río Sipi recibe su nombre de una planta que crece en sus márgenes llamada sep. Muy similar a la banana silvestre, es una planta medicinal cuya hoja, de un color verde translúcido con un fino nervio de color carmesí, se usa para el tratamiento del sarampión y la fiebre. Las Sipi Falls es un destino tranquilo de montaña, alejado del turismo y los calores de la capital. Trekkings para visitar cascadas y cuevas de la zona, escalar el monte Elgon, o simplemente disfrutar del espectacular paisaje.
Vigésimocuarto día 07:30 Diez horas en la cama han bastado para recuperarnos del viaje desde Kampala. Bajamos a las duchas comunes para que no tengan que calentar agua solo para nosotros, que somos los únicos clientes del campsite. Desayunamos: rolex (huevo frito envuelto en chapatti), y huevos revueltos con tostadas. Té, café y plátanos están incluidos en el precio de la habitación.
Primera cascada, Sipi Falls Primera cascada, Sipi Falls Primera cascada, Sipi Falls Primera cascada, Sipi Falls Primera cascada, Sipi Falls
Moses, nuestro guia, frente a la primera cascada, Sipi Falls Segunda cascada El campsite organiza trekkings por los alrededores, 30.000 shs dos personas. Dura cuatro horas, y ofrece unas espectaculares vistas de los valles de Karamoja, los picos del monte Elgon, y las cascadas de la zona. 10:00 La caminata sigue un itinerario circular que nos llevará hasta los pies de dos cascadas, pudiendonos poner, si no fuera por la fuerza con la que cae el agua, debajo de la misma catarata. Pasamos por varios poblados, atravesa-mos campos de cultivo, plataneros, café, cabras, vacas y multitud de niños que nos reciben al grito de mzungu. El acceso a la primera cascada, de 95 metros de altura, es por un estrecho camino de tierra casi todo él cuesta abajo. Para la segunda, de 80 metros, hay que subir lo bajado y algo mas. El sol pega fuerte y se hace durillo. Bebemos tres litros de agua entre los dos. El camino de vuelta es un paseo por una pista cómoda y ancha.
14:00 Llegamos al campsite. 14:40 Comemos: Bamboo shots in G.nut sauce + rice, beef stew rice + vegetables y dos tés.
Atasco en las Sipi Falls Segunda cascada, Sipi Falls Segunda cascada, Sipi Falls Segunda cascada, Sipi Falls Sipi Falls
Camaleón Por la tarde llueve un par de horas, como casi todos los días. Desde la terraza de la habitación disfrutamos del espectáculo mientras nos pelamos de frío. Apenas para, salimos a dar un paseo. Desde lo alto de la colina en que se aloja el campsite, las vistas del valle con las montañas y cascadas al fondo son espectaculares. Cuando bajamos al pueblo, niños y curiosos nos rodean a cada paso.
Para cenar tomamos dos platos de guacamole con chapatti frito. El aguacate aquí es casi el doble de grande que el que encontramos en Barcelona, y más dulce y cremoso. En algunos sitios le añaden además algún picante que ayuda a potenciar el sabor. A dormir, prontito, como todos los días.