Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

Omán DUBAI

Muscat

Primer día Volamos con Swiss via Zurich. Trato excelente, asientos amplios y cómodos, y reparto de chocolatinas. Escala de 45 min en Dubai, donde ni tan siquiera bajamos del avión. Al despegar el piloto nos anuncia "the beautiful tower on your right", el recién estrenado Burj Dubai. Todos intentamos verla haciendo oídos sordos de la azafata que nos recuerda que estamos despegando.
La Atalaya, el quemador de incienso mas grande del mundo Corniche de Muttrah Aterrizamos en Muscat International Airport sobre la hora prevista. La gestión del visado es bastante rápida. Seis rials pagaderos en dólares o euros (conversión algo arbitraria), pero no con tarjeta de crédito como dice la guía. Un consejo, si pensáis consumir alcohol durante vuestra estancia en Oman, sobre todo algo mas fuerte que cerveza, mejor que lo compréis en el duty free del aeropuerto porque luego os va a resultar prácticamente imposible de encontrar, o lo pagareis a precios prohibitivos en algún hotel para turistas.
22:00 Al salir de la terminal hay un oficina de taxis Primer día de prepago, 8 rials hasta Muttrah, 32 km, 25 minutos. La autopista esta impecable, el coche es amplísimo, el chofer lleva turbante, y estamos a unos agradables 20º de temperatura en el mes de enero.
Mosaico en Old Muscat Muscat es una sucesión de pueblos y barrios que se prolonga durante 50 km de costa. Sin adentrarse nunca mas de 3-4 kms hacia el interior, forman un estrecho collar entre el mar y una rocosa barrera de pequeñas montañas. A pesar de sus rotondas y amplias avenidas, la ciudad respira una aire tradicional, hay pocos edificios altos, y muchos tienen cúpulas doradas o arabescos en las ventanas. Realmente no hay mucho que ver en Muscat. Esta el Sultan Palace (Al-Alam Palace), un par de razonablemente atractivas mezquitas, (Beit Al-Fransi y Beit al-Zawawi), las antiguas embajadas francesa y británica que albergan museos, un pequeño souq, y dos fortalezas portuguesas del siglo XVI bien conservadas.
hotel Muttrah Hotel, 25 rials. Habitación doble, enorme, limpia y luminosa, aunque sin vistas. Baño completo, mampara, jabón, gel, champú, body milk, papel higiénico (estamos en un país árabe), y toallas. Hay mueble bar y aire acondicionado. Ubicado en una zona silenciosa y tranquila. En la planta baja hay un restaurante hindú, donde ofrecen desayuno buffet libre, 3 rials por persona (huevos, patatas, tostadas, mantequilla, café, te, mermelada, un poco de todo). Dispone de un extenso parking, y ofrece conexión a Internet, 1h/5h/24H cuesta 1/3/10 rials. Se admiten tarjetas de crédito.
Corniche de Muttrah
Muttrah souq Segundo día 10.30 A diez minutos del hotel, justo detrás de la corniche, esta el viejo souq (mercado). En este pequeño laberinto de estrechas callejuelas puede encontrarse casi de todo: incienso, piezas de oro de 24 kilates, antigüedades, vajillas de porcelana y vasos de plástico, así como multitud de sastres y casas de cambio. Es un buen lugar donde comprar souvenirs: khanjars (cuchillos curvos tradicionales), cafeteras, joyería beduina o ropa tradicional omaní. Hay poco movimiento, su momento de apogeo es al atardecer. Los precios son negociables, y los tenderos aceptan un "no gracias" sin mayores problemas. Atravesando el souq llegamos a la corniche. Algunos dhows estan varados frente al paseo.
Corniche de Muttrah Dhow fondeado frente a la Corniche, Muttrah Muttrah Fort Corniche de Muttrah Corniche de Muttrah
Playa junto a Kalbuh Bay Park A mano izquierda el gold souq (mercado del oro), blancas fachadas de las antiguas casas de mercaderes, alguna mezquita, y el mercado de pescado frente al hotel Marina. Dirección Old Muscat, pasamos frente al Muttrah Fort, construido por los portugueses en 1580. Aunque cerrado al público, es posible subir hasta una torre de vigilancia desde la que se contempla el puerto y la bahía. Siguiendo el paseo marítimo llegamos al goldfish monument, uno de estos monumentos infantiles que tanto abundan en las calles de Muscat. Delfines, espadas, cántaros de agua, quemadores de incienso y otras rarezas de diseños pueriles decoran avenidas y rotondas en todo el país.
Dos torers de vigilancia, Riyam Park y el Quemador de Incienso Giggante
Muscat Gate Torre de vigilancia Paseando por la corniche vemos un par de antiguas torres de vigilancia portuguesas, Al-Riyam Park, la Atalaya (el quemador de incienso mas grande del mundo, y sin duda el monumento mas extravagante de Omán) desde donde se tienen unas fantásticas vistas del puerto, Kalbuh Bay Park, y siguiendo Al Bahri rd. Muscat Gate, una de las puertas que formaba parte de la antigua muralla y que da acceso a Old Muscat. Hoy día alberga un museo que explora la historia de la ciudad desde sus inicios hasta la actualidad.
14:00 Restaurante Muscat light restaurant & coffee shop. Zumo de naranja, y de limón con menta, curry de pollo, pescado binjari, te y café. 5,20 rials. El arabic coffee lo sirven con dátiles. Comida normal, pero en la terraza a la sombrita se esta bien, y la verdad es que hay muy poco donde elegir. En la zona apenas se ven restaurantes, tan solo lavanderías, peluquerías y farmacias.
Palacio del Sultán Palacio del Sultán En Old Muscat, el Muscat historico, destaca sobre todo el Palacio del Sultán (Al-Alam), un edificio puramente ceremonial, ya que el sultán reside en otro palacio cerca de Seeb lejos de los ojos del público. Se ecnuentra en una pequeña ensenada flanqueado por dos fuertes portugueses del siglo XVI, Jalali (antigua prision hasta 1970) y Merani Fort. El acceso al palacio y las fortalezas esta vetado al público. Cerca estan los museos de Bait Al Zubair (coleccion privada de arte y utensilios tradicionales) y Bait Fransa (donde se da cuenta de las relaciones Omaní-Francesas desde el siglo XVIII).
Taxi hasta Ruwi por 4 rials (dos desde Sultan Palace a Mutrah, y dos mas desde Mutrah a Ruwi). Ruwi, el barrio hindú, es el centro financiero y el lugar donde se concentran los edificios mas altos del país. Las calles rebosan movimiento, y hay una mayor variedad de negocios y restaurantes. También esta aquí la bus station (horarios). Billete a Dubai (5,5 rials) con ONTC.
Sabco Centre Taxi a Qurum (6 rials), un area residencial rodeada de grandes centros comerciales. Parece una buena zona para un dia de playa sin salir de la ciudad, pero los lunes por la noche hay poco ambiente. El centro comercial mas grande es Sabco Centre. Aire acondicionado a tope, y tiendas por todas par- tes: salones de belleza, spas, ropa moderna y tradicional, deportes, joyerías, pastelerías, restauran-tes... 19:30 Restaurante Automatic restaurant, Al-Qurum rd, detrás de Sabco. Restaurante libanés bien llevado por libaneses. Humus, falafel, samosa de espinacas, 2 ayran y crema caramelo, por 7 rials. Taxi a Muttrah 5 rials. En un supermercado a 200 mts del hotel compramos nuestro desayuno de mañana: agua 1 1/2 lt, chocolatinas, pan con pasas, yoghurt y batido de chocolate, 910 baizas.

Oman Dive Center Tercer día 08:00 Llegamos al Oman Dive Center. Tardamos unos 20 minutos en taxi, 4 rials. Realizan salidas diarias para snorkel y buceo a las 08:00 y a mediodía; y avistamiento de delfines solo a las 08:00. El Dolphins trip de hoy esta lleno, así que solo haremos snorkel (16 rials/pp). Pedimos trajes de neopreno, es invierno y la temperatura del agua ronda los 20º. Dejamos la ropa en una taquilla (candado 2 rials de depósito). Alcanzamos la barca andando, el agua es tan poco profunda que ni viene a recogernos. Tras media hora dando unos botes de cojones, fondeamos junto a una bolla donde se lanzan al agua los submarinistas. A los que hacemos snorkel nos acercan un poco mas a la orilla.
Oman Dive Center Apenas hay coral, pero hay bastantes peces. Pequeños peces tropicales de colores, tortugas, mantas rayadas y sepias. Estamos alrededor de una hora antes de movernos a otro punto de inmersión. La mar movida que hacia cuando salimos se ha convertido en autentica mala mar. Estamos una hora mas y nos volvemos. El mar esta realmente encabritado. El viaje de vuelta es una sucesión de saltos y fuertes sacudidas, y el agua entrando a raudales en la barca. Ya en el resort, nos duchamos, cambiamos y comemos alli mismo. Spaguetti boloñesa, ensalada de tomate, dos refrescos y dos tés, 9,3 rials. En la fantástica playa privada del hotel nos relajamos y bronceamos un poco antes de volver a Muttrah.
Oman Dive Center Oman Dive Center Oman Dive Center Oman Dive Center Oman Dive Center
El taxista se pierde de vuelta a Muttrah, 5 rials. La mayoria son un desastre, que no conocen mas que las rotondas y cuatro avenidas grandes, seguramente acostumbrados a que el pasaje les guíe entre las calles secundarias. Pero cuando esto no es así, como es nuestro caso o el de cualquier turista, pueden tirarse horas para encontrar uno de los escasos hoteles de la ciudad.
La Atalaya, el quemador de incienso mas grande del mundo Alquilar un coche en Oman es relativamente barato, la gasolina esta por los suelos, las carreteras son buenas, y las señales estan en inglés. Ello unido al escaso transporte público, lo convierten en la forma mas común entre los turistas para moverse por el país. Un amigo del recepcionista del hotel tiene una empresa de coches de alquiler. Trece rials diarios. Se trata de un Nissan Hiiva del 2009, con cambio automático, seguro a todo riesgo y 200km por día. Damos una vuelta conduciendo Rosa, ante la incredulidad y acojone del dueño, para probar el cambio automático. Todo controlado. A pesar de no haber pagado por no tener efectivo, el tío nos da las llaves y nos dice que nos lo llevemos esta misma noche.
Corniche y Muttrah Castle Corniche de Muttrah 19:00 El souq esta algo mas animado que por la mañana pero tampoco perdemos mucho tiempo en él, parece muy turístico y de momento no queremos comprar nada. Paseando por la corniche llegamos al Hotel Marina (35 rials) al final del paseo, frente al fish market. Cenamos en el restaurante hindú que tienen en la terraza, Restaurante Al Bamboo (12.4 rials). Buena comida aunque muy picante y especiada. Las vistas del paseo y el puerto son fantásticas: corniche, castillo y quemador de incienso todo en uno e iluminado.
En el camino de vuelta nos perdemos y nos metemos en un barrio de calles estrechas y sin asfaltar del que amablemente nos sacan dos chicas, no sin antes ofrecernos agua y cualquier cosa que necesitemos en la puerta de su casa. De hecho su madre nos acompaña con ellas hasta que abandonamos el barrio. En el hotel nos conectamos a internet para contar novedades.
 
Décimo día 17:00 Después de pasar casi todo el día en Wadi Shab, tomamos autopista a Muttrah (714 km). El 90% esta acabada y llegamos en dos horas. De pura chiripa no nos hacemos un lio en las rotondas y encontramos el hotel Muttrah Hotel (25 rials) en un periquete. Ponemos 2 rials de gasolina, 1lt=120 baizas, para devolverlo tal como nos lo entregó, con medio deposito.
Cenamos en Restaurante Al Amazon Rest, mientras esperamos al dueño del coche para que nos devuelva la fianza. Parrillada de carne, humus de garbanzos y de berenjenas, ensalada, sopa de cordero, zumo de naranja y te, 5.8 rials.