Cabecera

Eslovenia

Lago Bohinj

Septimo día En coche desde Kranjska Gora hasta las orillas del lago Bohinj se tarda 1h15, buena parte por autopista. El tramo entre Bled y Bohinj es una bonita carretera de montaña de un solo carril llena de curvas. Son unos 25 km, así que la idea de visitar ambos lagos durmiendo las tres noches en el mismo sitio, e ir haciendo excursiones, la descartamos.
Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj El Lago Bohinj es el más grande de Eslovenia, con unos cuatro kilometros de largo por uno de ancho. Es un lago glaciar ideal para nadar, realizar rutas de senderismo, kayac, pesca o alpinismo. Las tranquilas y cristalinas aguas del lago, rodeado de montañas con picos nevados y frondosos bosques, y un entorno natural y relajado, crean tal vez el paisaje más bonito del país. En sus alrededores se encuentran pequeñas localidades como Studor, Stara Fuzina o Ribcev Laz donde abundan en temporada alta las ofertas de hospedaje y restauración. El ambiento es tranquilo y sosegado, la distancia entre uno y otro pueblo, y su pequeño tamaño, evitan que te sientas agobiado por el turismo de masas.
Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Centro de Ribcev Laz Centro de Ribcev Laz Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Iglesia de Juan el Bautista, Ribcev Laz
Elegimos dormir en Ribcev Laz porque es la población más cercana al lago, justo en sus orillas, y además dispone de un TIC. Es un lugar pequeño donde viven menos de 200 personas, pero hay todo tipo de servicios, o los habría si no fuera porque es temporada baja. Todas las opciones de deportes de aventura, alquiler de canoas, e incluso la mayoría de apartamentos y restaurantes están cerrados. A las afueras del pueblo, junto al puente de piedra, está la Iglesia de Juan el Bautista del siglo XIV.
Hotel Bohinj Hotel Bohinjhotel Hotel Bohinj, 66€ desayuno incluido. Habitación enorme con vistas a las montañas nevadas, baño privado, parking y un completísimo desayuno incluido. Perfectamente ubicado frente al lago, el TIC y el supermercado. Dispone de sauna para uso individual/pareja 20€/25€; es una sala con dos duchas, dos tumbonas, música ambiental, té, agua fría, fruta, toallas y sabanas para la sauna, todo ello a tu disposición durante dos horas.
Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj
Con la estación de esquí de Vogel cerrada por falta de nieve, nuestra mejor opción en la zona es el trekking. En el TIC (Tourist Information Center) nos dan tres opciones: rodear el lago, la cascada de Savica y el cañón de Mostnica. Compramos algo para comer en el supermercado y seguimos el camino que bordea el lago. El sendero no tiene perdida. El primer tramo el sendero va paralelo a la carretera hasta llegar al camping Zlatorog Bohinj, donde giramos 180º y queda entre las montañas y el lago. Parando a comer unos sándwiches y algo de fruta en las orillas del lago, y docenas de veces para hacer fotos, tardamos cuatro horas. Las vistas son espectaculares en todo momento y el entorno también, además es completamente plano. Muy recomendable.
Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj Vistas desde el camino que bordea el lago Bohinj
Camino que bordea el lago Bohinj Camino que bordea el lago Bohinj Camino que bordea el lago Bohinj Camino que bordea el lago Bohinj Camino que bordea el lago Bohinj
Restaurante Hotel Kristal. Para cenar nuestra primera opción era Gostilna Pri Hrvatu pero estaba cerrado, así que optamos por este que recibía mejores críticas en internet que el restaurante del hotel Jezero, frente a nuestro hotel. Ensalada de rúcula y jamón, trucha con perejil, patatas y verduras, y dos copas de vino. El local es muy bonito y la comida no es mala, pero tampoco les darán una estrella Michelin. Además, tres de los platos que pedimos de la carta no los tenían. 25€
Sopa del día, restaurante Hotel Kristal Ensalada de rúcula y jamón, restaurante Hotel Kristal Trucha con perejil, patatas y verduras, restaurante Hotel Kristal Desayuno completo, Hotel Bohinj Fanta´sticas chocolatinas de regalo, Hotel Bohinj
Catarata de Savica Iglesia de Juan el Bautista, Ribcev LazOctavo día Las aguas subterráneas que provienen de los lagos del Valle Triglav, ubicado unos 500 mts por encima, se dividen en dos y generan una doble cascada de 78 mts de altura, conocida como la Catarata de Savica, acceso 3€. En su base se crea una pequeña piscina de la que nace un arroyo que llega hasta el lago Bohinj, siendo su principal fuente de agua. Se accede desde un sendero marcado junto al Hotel Zlatarog, a las orillas del lago, o siguiendo la carretera de montaña hasta el parking del restaurante Savica, y desde allí un sendero de más de 500 escalones hasta la catarata. Son dos trayectos de una hora, y treinta minutos, respectivamente, y aunque en invierno solo la cascada secundaria tiene agua, el paisaje ya merece la pena.
El ultimo paseo es la Garganta Mostnica, un desfiladero que sigue el río del mismo nombre desde Stara Fuzina. Es un camino de ida y vuelta a ambos lados del río, entre pequeñas cascadas y saltos de agua, que acaban en un café y una cascada. Aproximadamente 3h entre ir y volver. Nos avisan de que en esta época del año las cataratas estarán secas, y decidimos descartarlo y nos dirigimos a Bled, 40 minutos desde aquí, 30 minutos desde el pueblo.